Punción seca ¿Qué es y cómo ayuda en la recuperación?

La punción seca es una técnica de fisioterapia para tratar la tensión muscular y el espasmo que comúnmente acompaña a afecciones como la artritis, la irritación nerviosa, la distensión muscular, las distensiones de los ligamentos y las hernias discales.

¿En qué consiste la punción seca y cómo puede ayudarte?

La punción seca es uno de nuestros tratamientos más recurrentes y consiste en el uso de agujas de filamento sólido insertadas a través de la piel y en el músculo para liberar puntos de activación miofasciales dolorosos. La punción seca produce la liberación de tejido, lo que permite mejoras en el movimiento y minimizar el dolor. Se llama punción “seca” porque no se inyecta ninguna solución como con una aguja hipodérmica durante una vacuna contra la gripe. El tratamiento se basa en la aguja en sí misma y los efectos que produce dentro del tejido.

Cuando se produce una lesión por el uso repetitivo o por un trauma agudo, la inflamación se producirá en los tejidos dañados. Los tejidos dañados también entrarán en un estado de tensión protectora o contractura para evitar un daño mayor por la utilización del tejido lesionado. Esta contractura e inflamación inhiben la microcirculación, lo que limita la cantidad de sangre rica en oxígeno que llega a la lesión.

La zona de la lesión se vuelve hipóxica – múculos con deficiencia de oxígeno- y estimula al cuerpo a producir fibroblastos, una célula que produce fibrosis o tejido cicatricial. Esta fibrosis y cicatrización se acumula alrededor de los músculos y tejidos, lo que limita la capacidad de los tejidos para funcionar por completo -alargarse o acortarse- y también puede causar compresión e irritación de los nervios -como el síndrome del túnel carpiano-. Todo esto, inevitablemente, produce trastornos biomecánicos en la marcha y función.

efectos de la punción seca

La punción seca utiliza una pequeña aguja de filamento sólido que se inserta en un músculo contracturado y doloroso para crear un reflejo de contracción local. A su vez también es terapéutica, ya que es el primer paso para romper el ciclo del dolor, como muestra la investigación, disminuye la contracción muscular, la irritación, mejora la flexibilidad y disminuye el dolor.

Cuando se inserta una aguja en el músculo, se produce una lesión controlada y corta entre tres y quince mil fibras musculares. El cuerpo considera la aguja como un invasor extraño, activará el sistema inmunológico como respuesta. Las fibras musculares cortadas también producen una reacción inflamatoria a la que su cuerpo responderá no solo localmente sino también en todo el cuerpo para reducir la inflamación sistémicamente.

¿Duele la punción seca?

Puedes o no sentir la inserción de la aguja. La manipulación específica de la aguja está destinada a producir una respuesta de contracción local que puede provocar una respuesta dolorosa muy breve -menos de un segundo- que algunos pacientes describen como una sensación de dolor profundo o calambres. Nuevamente, la respuesta terapéutica ocurre con la provocación de la respuesta de contracción local y es una reacción deseable.

Efectos del tratamiento

Desde la primera visita puedes experimentar mejoras como: mayor rango de movimiento, facilidad de movimiento y reducción de los síntomas.

Muchos pacientes informan que están doloridos después del tratamiento. Por lo general, este dolor dura entre unas pocas horas y dos días, con moretones ocasionales. El dolor puede aliviarse aplicando hielo o calor en el área y realizando estiramientos específicos para el músculo tratado

2018-12-17T11:34:27+00:00