Al igual que los neumáticos de un coche, las rodillas están diseñadas para soportar y ayudar a transportar nuestro peso corporal. Si aumentamos la carga, aumentamos el riesgo de agotarlas. De hecho, cada kilo adicional por encima de un peso saludable equivale a 3 kilos adicionales de presión en las articulaciones de las rodillas cuando caminamos, y 10 kilos de más cuando corremos. Desafortunadamente, las lesiones de rodilla más comunes están aumentando en niños y adolescentes y, el dolor de rodilla general también está creciendo entre los adultos menores de 65 años,  especialmente el dolor por osteoartritis (OA), el tipo más común de artritis, que se produce cuando el cartílago protector en los extremos de los huesos se desgasta y causa dolor en las articulaciones. Por su parte, las mujeres tienen de dos a tres veces más lesiones de rodilla en comparación con los hombres. Una razón podría ser que durante el ciclo menstrual, hay cambios en la forma en que el cerebro controla los músculos que aseguran que la rótula se deslice correctamente en la articulación. También existen diferencias neuromusculares, estructurales, musculoesqueléticas, biomecánicas e incluso hormonales que aumentan el riesgo en las mujeres.

Tipos de lesiones de rodilla más comunes y prevención

prevención de las lesiones de rodilla

Desgarro de ligamento cruzado anterior

Un desgarro o esguince del ligamento cruzado anterior (LCA) tiende a ocurrir entre los 15 y 45 años, cuando las personas son más activas. El LCA evita que el hueso de la espinilla se deslice hacia afuera frente al hueso del muslo y proporciona estabilidad a la rodilla. Una lesión de LCA puede ocurrir de una de estas tres formas: cuando el ligamento se estira (un esguince de grado 1); cuando se estira hasta el momento en que se suelta (un esguince de grado 2 o “desgarre parcial”); o cuando se divide en dos piezas (un esguince de grado 3 o “desgarre completo”).

Prevención:

Cualquier persona que esté en riesgo, incluido los atletas, puede reducir su riesgo de desgarros de LCA al mejorar su control neuromuscular. Los ejercicios de control neuromuscular están diseñados para aumentar la conciencia de la posición del cuerpo, las reacciones de alineación y equilibrio; y fortalecer los músculos relevantes para promover el control de la rodilla en las actividades diarias y las tareas relacionadas con el deporte, como aterrizar desde un salto. Un fisioterapeuta puede sugerir ejercicios apropiados para este tipo de lesión de rodilla.

Rodilla del corredor (dolor patelofemoral)

Otra de las lesiones de rodilla más comunes es la rodilla de corredor o dolor patelofemoral, usado para referirse a varios factores que causan dolor alrededor de la rótula ubicada en la parte delantera de la rodilla. Entre las causas se incluyen una alineación incorrecta de la rótula (rodillazos, por ejemplo), lesiones previas, pies planos o músculos débiles del muslo. El dolor patelofemoral suele ser el resultado de un uso excesivo. Algunas veces se debe a una afección degenerativa causada por un ablandamiento y descomposición del cartílago detrás de la rótula con el tiempo.

Prevención:

Se pueden contrarrestar los desequilibrios naturales que ejercen una presión anormal en las rodillas al mantener un peso saludable, estirarse antes y después del ejercicio, usar la forma de carrera adecuada y fortalecer los músculos abductores y glúteos de la cadera.

Rotura de menisco

Hay dos meniscos en cada rodilla, ambas son piezas de cartílago en forma de cuña que actúan como amortiguadores entre el hueso del muslo y el hueso de la espinilla. Es posible que cuando rompe un menisco (el dolor puede o no estar presente) se sienta un fuerte estallido, pero la mayoría de las personas pueden seguir caminando después. Durante los próximos dos o tres días, la hinchazón y la rigidez de la rodilla pueden aparecer lentamente.

Prevención:

Las roturas de menisco, aunque sean una de las lesiones de rodilla más comunes, se pueden prevenir calentando y estirando antes y después de la actividad.

Si tienes una de estas lesiones o estás buscando una buena clínica de fisioterapia que te ayude a prevenir este tipo de dolencias, no dudes en preguntarnos.